• Set Logo Section Menu from Admin > Appearance > Menus > "Manage Locations" Tab > Logo Section Navigation
Home ENTREVISTA | El Padre Gastón Vicuña sobre el curso de Biblia para Hoy: “No podemos dejar que nuestra relación con Dios se muera o disminuya, sino al contrario, buscar en ella la fuerza y la paz para afrontar los desafíos de la vida”

ENTREVISTA | El Padre Gastón Vicuña sobre el curso de Biblia para Hoy: “No podemos dejar que nuestra relación con Dios se muera o disminuya, sino al contrario, buscar en ella la fuerza y la paz para afrontar los desafíos de la vida”

ENTREVISTA | El Padre Gastón Vicuña sobre el curso de Biblia para Hoy: “No podemos dejar que nuestra relación con Dios se muera o disminuya, sino al contrario, buscar en ella la fuerza y la paz para afrontar los desafíos de la vida”

¿Cómo acercarse a leer La Biblia? El Padre Gastón Vicuña quiso abordar esta inquietud, sobre todo, en momentos de cuarentena en donde la palabra de Dios puede ser un refugio para muchas personas. Es por este motivo que durante el mes de abril desarrolló las charlas “Biblia para Hoy” enfocadas en tres aspectos que consideró importantes a la hora de aproximarse a su lectura: la Teología sobre el libro santo, la historia de la salvación y los grandes mensajes que cruzan toda la obra. En esta entrevista, el Padre Gastón Vicuña nos cuenta el génesis de esta idea que nació en tiempos de Covid-19 y los sus grandes desafíos que enfrentó en esta iniciativa de evangelización digital.

¿Cuándo decidiste hacer clases de Biblia a través de Zoom? Y, ¿por qué?

“Todo nació de una manera muy sencilla. La última semana de marzo un par de chicos me pidieron algún curso sobre la Biblia para vivir los días de cuarentena más cerca de Dios, y fue así como planeamos el curso “Biblia para hoy” para tenerlo durante abril”.

¿Cuál fue su objetivo principal? ¿A quién estuvo dirigida? ¿Cuáles fueron las temáticas que abordaste? ¿Cuánto duró cada charla en tiempo?

“Siempre estuvo pensada para un público universitario, pero al final el auditorio se amplió a todas las edades, aprovechando la facilidad de hacerlo online. El objetivo principal fue tener una aplicación de los grandes mensajes de la Biblia para una persona que vive en el siglo XXI, una especie de introducción para que después cada uno pudiera seguir profundizando. Al momento de planear el curso, quise entrelazar tres líneas que considero importantes a la hora de acercarse a la Biblia: la Teología sobre la Biblia, la Historia de la salvación, y los grandes mensajes que cruzan toda la Biblia. Las charlas tuvieron una duración promedio de 45 minutos cada una, y las hicimos en 8 sesiones,  los lunes y los viernes de abril”.

¿Siempre estuvo la idea de hacer transmisiones en vivo desde Zoom o fue algo que surgió a raíz de la cuarentena que se fueron estableciendo a causa de la pandemia del Covid-19?

“Como el proyecto nació dentro del período de la cuarentena, la idea siempre fue hacer clases online. Al inicio no sabíamos qué plataforma usar, pero al final optamos por Zoom, porque permitía más cercanía con el auditorio, podías compartir pantalla y grabar las sesiones con facilidad, para dejarlas después en YouTube”.

¿Qué desafíos han significado las transmisiones a través de una plataforma digital? Me imagino que no son los mismos que enfrentas durante una charla presencial…   

“Yo creo que la transmisión online tiene desventajas y ventajas. Por un lado la experiencia personal en tiempo real es mucho más llegadora, y puedes desarrollar una serie de dinámicas y recursos que en el plano online no se puede. Pero por otro lado la transmisión digital tiene la posibilidad de llegar a más personas”.

Esta emergencia sanitaria del coronavirus ha hecho que los medios digitales sean una plataforma muy importante para acercarnos a Dios, ¿qué mensaje les darías a los miembros del Regnum Christi en estos momentos tan difíciles para todos?

“Mi mensaje sería que aprovechemos esta circunstancia para desarrollar en nosotros un aspecto fundamental para la vida: la capacidad de adaptarnos a los cambios que siempre vendrán. A veces serán cambios esperados, y otras veces serán imprevistos. En cualquiera de los dos, qué importante es adaptarnos también en nuestra relación con Dios. No podemos dejar que ésta se muera o disminuya, sino al contrario, buscar en ella la fuerza y la paz para afrontar los desafíos de la vida”.