• Set Logo Section Menu from Admin > Appearance > Menus > "Manage Locations" Tab > Logo Section Navigation
Home IGLESIA CHILE | El P. Roberto Aspe, L.C., asumió como Vicario Judicial adjunto de la Arquidiócesis de Santiago

IGLESIA CHILE | El P. Roberto Aspe, L.C., asumió como Vicario Judicial adjunto de la Arquidiócesis de Santiago

IGLESIA CHILE | El P. Roberto Aspe, L.C., asumió como Vicario Judicial adjunto de la Arquidiócesis de Santiago

El 23 de agosto, el P. Roberto Aspe, L.C. tomó posesión en una ceremonia presidida por el Vicario General de Santiago, monseñor Cristian Roncagliolo, en la capilla de la Sede Arzobispal. Al juramento asistieron el director territorial de Chile y Argentina, P. Gabriel Bárcena, L.C.; el Vicario Judicial, Cristián Montes; la Canciller, Francisca San Martín; y otros invitados al evento. El Padre Roberto recibió este nombramiento tras colaborar los últimos seis meses como juez del Tribunal Eclesiástico de la Arquidiócesis de Santiago.

En la actividad el P. Gabriel señaló que «es una alegría que la congregación pueda contribuir a la Iglesia de Santiago, porque siempre nos hemos sentido iglesia y ésta es una buena manera de contribuir. Confiamos en la gracia de Dios y que la verdad, la justicia y el amor, que son de Dios y vienen de Él, prevalezcan«. Mientras que el Vicario General de Santiago, monseñor Cristian Roncagliolo, puntualizó que «es un trabajo difícil, que requiere sabiduría. En nuestra práctica de la justicia, no solamente está la justicia canónica, sino que en primer lugar, está la justicia de la misericordia de Dios y que en lo canónico se expresa en nuestras tareas». Por último, el Vicario Judicial, Cristián Montes, agregó que «hoy en día, la justicia es uno de los grandes temas de la Iglesia y en este momento necesitamos personas muy profesionales y muy dedicadas«.

Por su parte, el Padre Roberto afirmó que “para mí, asumir como vicario judicial adjunto en este momento por los que atraviesa la Iglesia de Chile es un gran signo de confianza de Mons. Celestino Aós, nuestro administrador apostólico, hacia mi persona y a hacia la Legión de Cristo. Asumo este nuevo oficio con una actitud de servicio y visión sobrenatural, sabiendo que la estructura visible de la Iglesia también sirve al Espíritu Santo como instrumento vivo de salvación, pues ésta es, por así decirlo, como una prolongación de la encarnación del Verbo. Aunque el trabajo en el tribunal sea de carácter eminentemente jurídico, no deja de ser un canal para la gracia divina y la oportunidad de manifestar el rostro misericordioso y amable de Cristo. A través de las sentencias y los decretos, he visto cómo muchas personas alcanzan la tranquilidad de su conciencia y reafirman su confianza en Dios que nunca las ha abandonado”.

El P. Roberto compaginará esta nueva responsabilidad con el cargo de administrador territorial de la Legión de Cristo en Chile y Argentina. “Mi trabajo como vicario adjunto será a medio tiempo, pues continúo con mis responsabilidades como administrador territorial de la Legión de Cristo y del Regnum Christi para Chile y Argentina. Gracias a Dios, tenemos un equipo excelente de colaboradores en el tribunal interdiocesano de Santiago, comenzando por el P. Cristián Montes, nuestro vicario judicial. Por lo mismo, me siento seguro de poder atender convenientemente estas dos responsabilidades para colaborar en primera persona con la Iglesia de Chile”.

Sobre el vicario judicial y el vicario judicial adjunto

El obispo diocesano, y en nuestro caso el administrador apostólico, no ejerce ordinariamente el poder judicial en la arquidiócesis de Santiago, sino que designa a un vicario judicial para esta responsabilidad, quien tiene la potestad ordinaria de juzgar sobre todas las causas que son competencia del Obispo, además de la responsabilidad y dirección del tribunal eclesiástico.

El tribunal eclesiástico juzga ordinariamente sobre: (1) los derechos de las personas físicas o morales; (2) los hechos jurídicos (v.gr. declaración de nulidad matrimonial); y (3) los delitos en orden a la imposición de las penas eclesiásticas correspondientes, además de otorgar ciertas licencias y dispensas para poder contraer matrimonio.

El vicario judicial adjunto asiste al vicario judicial en esta responsabilidad, sustituyéndolo en caso de impedimento o ausencia, y asumiendo directamente aquellas obligaciones que especialmente le delegue.