• Set Logo Section Menu from Admin > Appearance > Menus > "Manage Locations" Tab > Logo Section Navigation
Home ORDENACIÓN DIACONAL | Christian Leal Russildi, diácono L.C.: “Jesús me hizo ver que era Él quien me llamaba al Sacerdocio”

ORDENACIÓN DIACONAL | Christian Leal Russildi, diácono L.C.: “Jesús me hizo ver que era Él quien me llamaba al Sacerdocio”

ORDENACIÓN DIACONAL | Christian Leal Russildi, diácono L.C.: “Jesús me hizo ver que era Él quien me llamaba al Sacerdocio”

Christian nació el 16 de diciembre de 1977 en Monterrey, Nuevo León, México. Estudió en colegios la Sallistas, y se titulo en Lic. En Administración de empresas en la Benemérita Universidad Auntónoma de Puebla. Ingresó al Candidatado de la Legión de Cristo en Monterrey en Junio del 2009. El noviciado lo hizo en esta misma ciudad del 2009 al 2011. El bachillerato de filosofía lo hizo en el Ateneo Regina Apostolorum en Roma del 2011 al 2013. Sale de prácticas apostólicas a Torreón, Coahuila, Méx. Del 2013 al 2014 como instructor de formación en el Colegio Cumbres y como asistente del ECYD. Regresa a Roma para cursar el bachillerato de Teología del 2014 al 2017. Ahora se encuentra en sus segundas prácticas en Santiago de Chile como auxiliar de capellán en Mano Amiga y en el Colegio Fernández León, esperando su ordenación diaconal el próximo 4 de agosto de 2018.

“Las misiones fortalecieron mi experiencia sobre la presencia de Jesús en los pobres”

El llamado al sacerdocio fue gradual. Estudié en colegios de la congregación de La Salle donde me enseñaron valores cristianos y participé en varios retiros espirituales. En la universidad comenzó una relación de amistad más cercana con Dios y un deseo grande de hacer algo por Él. Las misiones fortalecieron mi experiencia sobre la presencia de Jesús en los pobres. Con el tiempo ese deseo vocacional fue creciendo hasta llegar a plantearme la opción de ser sacerdote. Aunque algunas veces por temor a dar el paso dejaba de lado el tema, sentía que Jesús me hacía ver que era Él quien me llamaba al sacerdocio. Fue cuando decidí acercarme a la Legión de Cristo”.

“Los sacerdotes deben ayudar a la gente a descubrir a Dios en sus vidas”

Los sacerdotes son tan importantes como los instrumentos de música para los músicos o el riego para los sembradíos. El sacerdote es el instrumento que nuestro Señor utiliza para derramar sus abundantes gracias sobre las personas. Son los pastores que deben ayudar a la gente a descubrir a Dios en sus vidas. Nuestra congregación y la Iglesia dejarían de ser lo que son sin los sacerdotes”.

“La oración nos mantiene unidos a Jesús”

La oración nos mantiene unidos a Jesús porque a través de ella le hablamos de las personas que tenemos encomendadas y lo dejamos crecer cada vez más en nuestro propio corazón, para que sea Él quien actúe. Espero seguir extendiendo la evangelización en los colegios en los que trabajo y sus alrededores y ayudar en lo que pueda en los grupos del Regnum Christi. Y llevar la presencia de nuestro Señor por donde esté a través de la liturgia y los Sacramentos que podré impartir”.

Mantener vivo el fuego de nuestro carisma

Los miembros del Regnum Christi deben buscar siempre mantener vivo el fuego de nuestro carisma. Conocerlo más nos ayudará a acercarnos más a Cristo, ya que nuestro carisma ha salido de Su corazón”.

El deporte: un pilar en su vida

Me gusta mucho el futbol, la natación y las artes marciales. También disfruto mucho leer”.

Mensaje de la familia Leal Russildi

Christian siempre fue muy inquieto, muy travieso y muy alegre. Cuando tenía dos años fuimos a una Primera Comunión en una iglesia que estaba en construcción en La Merced, México. El campanario en la parte de afuera tenía una cuerda, y a la hora de la Consagración, Christian salió y tocó la campana. Al término de la misa nos acercamos al párroco a pedirle perdón por lo que hizo, pero nos contestó: Déjelo, así empiezan los que van a ser sacerdotes, tocando la campana. Estos diez años han sido muy fuertes, tanto en la entrega como en la separación, en el deseo de tenerlo junto a nosotros, aunque igual ha sido una experiencia muy grata. Como familia le deseamos que siempre esté lleno del Espíritu Santo para que ese deseo de amar a Dios no se apague y que recuerde que en ese caminar no está solo. Jesús y la Virgen María siempre lo acompañarán ya que no hay nadie mejor que ellos para calmar su temperamento y su corazón y ese deseo de entregarse a Dios de manera total”.