• Set Logo Section Menu from Admin > Appearance > Menus > "Manage Locations" Tab > Logo Section Navigation
Home FRANCISCO EN CHILE | El Papa del fin del mundo

FRANCISCO EN CHILE | El Papa del fin del mundo

FRANCISCO EN CHILE | El Papa del fin del mundo

Es el Papa número 266 de la Iglesia Católica. Es el primer Sumo Pontífice no europeo en más de 1.200 años. Es el primer latinoamericano, el primer jesuita y el primer Francisco en la historia del catolicismo. Es el Papa que “los cardenales fueron a buscar al fin del mundo” para dirigir espiritual y apostólicamente a más mil millones de católicos en el mundo. Este especial del Papa Francisco, en preparación de su próxima visita a Chile, abordará la vida, obra y enseñanzas del Sucesor de Pedro que tras 28 visitas papales en cuatro continentes llegará en enero del próximo año para desarrollar su primera visita oficial a nuestro país.  

¿Quién es el Papa Francisco? ¿Cómo fue su infancia y su juventud? ¿Cómo fue el tiempo que pasó en Chile estudiando para transformarse en sacerdote de la Compañía de Jesús? ¿Cómo llegó a ser el líder de la Iglesia Católica en marzo de 2013? ¿Cuáles son sus principales enseñanzas? ¿Cómo será su visita a nuestro país en el mes de enero de 2018? Esas son las interrogantes que tratará de abordar esta serie de boletines especiales del Regnum Christi dedicado a la visita apostólica de Francisco a Chile. En esta primera entrega, conoceremos la infancia y juventud del Sumo Pontífice en su natal Argentina.

Su historia comenzó cuando sus padres, Mario José Bergoglio y Regina Maria Sivori, se conocieron durante una misa de domingo en el oratorio salesiano de San Antonio en el barrio de Almagro. Tras casarse un 12 de diciembre de 1935, se mudaron al barrio de San José de Flores, ubicado en la ciudad de Buenos Aires, en donde nace su hijo mayor, Jorge Mario Bergoglio, un 17 de diciembre de 1936. Su padre, un inmigrante italiano oriundo de la región de Piamonte en el norte de Italia, trabajó como contador de una fábrica de medias y su madre, hija de inmigrantes piamonteses y genoveses, pero nacida en la capital argentina, se desempeñó durante toda su vida como ama de casa junto a sus cinco hijos.

Durante su infancia, el Papa Francisco creció en un hogar arraigado a los orígenes italianos y católicos de su familia. Sus padres lo bautizaron el 25 de diciembre de 1936 en la Basílica María Auxiliadora y San Carlos del barrio de Almagro. El joven Jorge Mario estudió en el colegio salesiano Wilfrid Barón de los Santos Ángeles, ubicado en la ciudad de Ramos Mejía de la zona de La Matanza en Buenos Aires. En su tiempo libre, jugaba brisca con su padre, escuchaba ópera con su madre, practicaba baloncesto e iba a alentar al estadio al club de fútbol San Lorenzo.

De acuerdo a su única hermana con vida, María Elena Bergoglio, el Papa Francisco “era un chico normal, como a cualquier chico le gustaba jugar con sus amigos, salir a la calles, jugar a la pelota en una placita cercana con sus amigos, contar chistes y hacer bromas. Era, mejor dicho, es, una persona muy divertida. Eso sí, era muy estudioso. En la escuela no era peleador, era un chico pacífico que se entretenía mucho con la lectura. Era muy apasionado y leí de todo un poco. Cuando fue creciendo tenía un grupo de amigos y en esa época no era muy común ir a bailar, por lo que él se juntaba con sus amigos en las casas. Sus amigos eran todos de la parroquia San José de Flores”. Los domingos eran especiales para toda la familia y sobre todo, para el pequeño Jorge Mario Bergoglio. Maria Elena Bergoglio recuerda que “los días que más disfrutaba eran los domingos porque íbamos todos en familia a la parroquia a misa y luego a almorzar”.

Durante su adolescencia, el Papa Francisco estudió en la escuela secundaria industrial Hipólito Yrigoyen en donde se graduó como técnico químico. Su diploma lo puso en práctica realizando análisis bromatológicos destinados a controlar la higiene de productos alimenticios en el laboratorio Hickethier-Bachmann. Su verdadero llamado, sin embargo, fue para convertirse en sacerdote. Su hermana recuerda el 21 de septiembre de 1955: “el grupo de la Acción Católica al cual pertenecía se iba a reunir en un parque para festejar el día de la Primavera, pero él decidió ir de repente no ir al picnic, fue a la parroquia a rezar y luego habló con el sacerdote y ahí definió su vocación”.

Tres años más tarde, el 11 de marzo de 1958, el joven Jorge Mario Bergoglio ingresó -luego de someterse a una intervención quirúrgica en donde le extirparon parte de uno de sus pulmones- al noviciado de la Compañía de Jesús en Villa Devoto. Dos años de noviciado en su país natal, una estadía en nuestro país para estudiar ciencias clásicas y unos años como profesor en un colegio jesuita fueron los pasos previos a convertirse en sacerdote un 13 de diciembre de 1969. Su desarrollo como sacerdote en la Compañía de Jesús será el foco de la segunda entrega de este especial de Francisco en Chile.