• Set Logo Section Menu from Admin > Appearance > Menus > "Manage Locations" Tab > Logo Section Navigation
Home Nueva capilla de adoración perpetua en La Dehesa: el esfuerzo de un equipo de señoras del RC que culminó en un regalo de Dios para la comunidad

Nueva capilla de adoración perpetua en La Dehesa: el esfuerzo de un equipo de señoras del RC que culminó en un regalo de Dios para la comunidad

Un grupo de señoras del RC con el objeto de desarrollar una iniciativa centrada en la oración y en Jesucristo, logró tras meses de trabajo inaugurar una capilla de adoración perpetua en la parroquia María Madre de Misericordia, en La Dehesa, con el entusiasta apoyo del párroco Rodrigo Domínguez, Vicario de la zona Cordillera. Lo que partió como un sueño de un grupo de señoras inspiradas por el Espíritu Santo, hoy cuenta con más de 200 adoradores inscritos en 12 turnos de 8 a 20 horas que le ha dado a la comunidad un regalo de encuentro permanente con Jesucristo.

 

La idea era encontrar una iniciativa centrada en la oración que le diera a Jesucristo la oportunidad de ser un instrumento de ayuda para generar un impacto positivo en el barrio, en la sociedad y en Chile. Con esa premisa como impulsora de sus esfuerzos, un equipo de la sección de señoras del Regnum Christi en La Dehesa buscó instalar una capilla de oración permanente en alguna de las numerosas parroquias de su comuna. El equipo investigó los aspectos más técnicos del proceso de emplazar una capilla de oración y se reunió con sacerdotes y adoradores perpetuos para conocer las consecuencias económicas, sociales, culturales y espirituales en la comunidad. La parte final consistió en buscar una parroquia que pudiera albergar la capilla de oración y la iniciativa de una adoración permanente a Cristo.

Tras varios intentos fallidos, las impulsoras del proyecto acudieron a una entrevista con el padre Rodrigo Domínguez, capellán de la parroquia María Madre de la Misericordia y Vicario de la Zona Cordillera de la Arquidiócesis de Santiago. Para Catalina Paul, quien acudió a la reunión, fue un momento muy impactante. “El padre estaba muy serio. Yo pensé que nos iba a decir que no. Cuando le pregunté qué opinaba, nos dijo que sí porque llevaba un año con la luz del Espíritu Santo que le decía que había una necesidad de que se hiciera un proyecto similar en su parroquia, pero veía que todas las pastorales estaban llenas y no sabía a quién pedírselo. Lo más sorprendente fue que no sólo nos dijo que sí, sino que se emocionó y se puso a llorar”.

La capilla de oración lleva instalada dos semanas en la parroquia María Madre de la Misericordia. La adoración permanente, que se realiza durante 12 horas a diferencia de la adoración perpetua que se realiza durante 24 horas, cuenta con más de 200 inscritos que pasan a acompañar a Cristo que se presenta ante ellos en el altar. En 12 turnos que van desde las 8 hrs hasta las 20 hrs, los adoradores rezan no sólo para agradecer las bendiciones que Dios ha puesto en sus vidas sino para que también los transforme en instrumentos de Su voluntad. El equipo de Señoras espera que esta nueva capilla de oración, que se suma a las 37 en todo el país, llegue a 500 adoradores permanentes y que se transforme de una capilla de adoración permanente a una de adoración perpetua.

Para sus impulsoras, sin embargo, este proyecto no sólo ha sido un regalo sino que también ha sido un milagro. A continuación, sus testimonios acerca de este nuevo espacio de encuentro con Dios para toda la comunidad que rodea a la capilla de oración.

Anita Mackenna

“Ha sido un regalo ser parte de este milagro. Esto partió como una idea entre amigas porque una persona del equipo en una comida de equipo recibió esta luz del espíritu santo. Esta experiencia es parecida a la que vivieron los trabajadores de las Bodas de Caná. Ellos tuvieron que acarrear vasijas, llenarlas de agua y vieron después como se transformaban en vino. Ver la llegada que ha tenido la adoración permanente, sus frutos y la alegría que ha dado a las personas es realmente parte de un milagro”.

Ximena Cerda

“Ha significado mucho porque Dios me ha conquistado. Antes me costaba mucho ir, permanecer tranquila y contemplar a Dios en la capilla. Esta conquista me ha llevado a un enamoramiento de Él y a poder estar con Él sin distracciones y sin importar lo que sucede a mí alrededor. Ahora quiero quedarme con Él el mayor tiempo posible. Llevo 20 años pidiendo esta adoración y Dios finalmente me concedió esta gracia. Estoy feliz de haber podido seguir la fuerza del Espíritu Santo para comunicar y expandir este proyecto”.

Bernardita Walker

“Ha sido un regalo poder participar en este proyecto. Es algo que Dios quería en este barrio en que Dios no se encuentra presente como a uno le gustaría. Es entregar a las personas una oportunidad de acercarse a Él, de rezar y de tener un encuentro más cercano con Jesús. Uno parte con muchas dudas de si va a resultar o si la gente se va a inscribir, pero lo más maravilloso ha sido ver como tanta gente se ha inscrito, contamos con más de 200 adoradores, y como muchas personas llegan a rezar sin inscribirse. Escuchar los testimonios de las personas, lo que a uno le cuentan y la experiencia que les ha significado es un regalo. Vemos el cambio que ha significado en el barrio, en la parroquia y en todas esas personas que han podido comenzar a rezar mucho más en sus vidas.

Catalina Paul

“Yo no sabía lo que era una capilla de oración, por eso tuve que investigar, leer y entrevistarme con adoradores perpetuos y sacerdotes que habían implementado una capilla de oración. Después de ese proceso de recolección de información y de experiencias, me di cuenta que era un regalo de Jesús, que es tan humilde que quiere salir del sagrario a presentarse ante nosotros como Rey expuesto en forma de pan. Él quiere que nosotros seamos instrumentos de Él. En base a eso, me convencí de que debía participar activamente en este proyecto porque es un regalo que tenía que dar a conocer”.