• Set Logo Section Menu from Admin > Appearance > Menus > "Manage Locations" Tab > Logo Section Navigation
Home TESTIMONIO | Anita Montes sobre las misiones online del ECyD en Semana Santa: “Fue una experiencia diferente, pero que contó con la misma unión, entrega y espiritualidad”

TESTIMONIO | Anita Montes sobre las misiones online del ECyD en Semana Santa: “Fue una experiencia diferente, pero que contó con la misma unión, entrega y espiritualidad”

TESTIMONIO | Anita Montes sobre las misiones online del ECyD en Semana Santa: “Fue una experiencia diferente, pero que contó con la misma unión, entrega y espiritualidad”

Una nueva Semana Santa en cuarentena no mermó el ánimo, la alegría y el deseo de transmitir a Cristo de 40 alumnas de los colegios Cumbres, San Isidro y La Cruz que participaron en las misiones online del ECyD. Este grupo de adolescentes llenó sus días de actividades espirituales, reflexiones, meditaciones y acciones de apostolado que incluyeron una serie de videos para pacientes oncológicos y personas en situación de calle y encuentros telemático con adultos mayores y vecinos de La Pincoya. Anita Montes, ex alumna del Colegio Cumbres y responsable del ECyD, nos comentó cuáles fueron los temas principales, los desafíos que enfrentaron y las conclusiones que se sacaron después de esta innovadora experiencia en línea.

¿Qué actividades online se realizaron durante Semana Santa? ¿Cuáles fueron los temas principales que se tocaron?

“Hicimos misiones online que incluyeron actividades en grupo y separados por equipos, reflexiones, meditaciones, celebraciones eucarísticas, una serie de videos para los pacientes del hospital oncológico y para el Hogar de Cristo, un Zoom con abuelitos de la Fundación Las Rosas y llamadas con vecinos de La Pincoya con el objetivo de acompañarlos en su Semana Santa. Los principales temas que tocamos fueron el sacrificio, el acompañamiento y el amor de Dios”.

¿Cuáles fueron los principales desafíos que presentó este formato de misiones online? ¿Cómo evalúan esta experiencia?

“El principal desafío fue no poder misionar presencialmente y por ese motivo nos costó un poco más establecer el vínculo con las niñas. Si bien ese fue un desafío bastante grande, al final si logramos establecer un vínculo sólido y duradero debido a que hasta el día de hoy nos juntamos para leer el Evangelio y reflexionar en grupo. Fue una experiencia diferente, pero que contó con la misma unión, entrega y espiritualidad”.

¿Crees que algún elemento de este formato online pueda ser utilizado en las misiones presenciales una vez que concluya la pandemia? ¿Cuál sería?

“No siempre todas las niñas pueden ir a misiones. Yo creo que se podrían transmitir algunas actividades online, las celebraciones eucarísticas, por ejemplo, para que esas personas puedan vivirlas”.

Fue el segundo año consecutivo que vivimos la Semana Santa en cuarentena, ¿crees que por este motivo fue más difícil motivar a los adolescentes para que participaran este año? ¿O su entusiasmo fue el mismo que en unas misiones presenciales, o en su defecto, que en las actividades del año pasado?

“Si bien fue el segundo año consecutivo que vivimos la Semana Santa encerrados, las adolescentes estaban más motivadas debido a que el año pasado no se realizaron misiones online. No hubo un programa en donde las ellas pudieron participar activamente. Creo que este entusiasmo no se compara a unas misiones presenciales, pero si fue mucho mejor que la situación que vivimos el año pasado. Siento que el poder haber participado en estas misiones nos ayudó a todos a poder vivir de manera más profunda la Semana Santa”.

¿Qué mensaje darías a los jóvenes chilenos que están viviendo por segundo año consecutivo este escenario de cuarentena y de crisis sanitaria?

“Yo les recomendaría aprovechar los momentos de silencio que tengan para poder reflexionar y para poder conocerse mejor. Creo que esa introspección puede ayudar, sobre todo a los adolescentes a tener una fe más fuerte. Creo que este momento de pausa puede ser muy bueno en ese sentido”.